(+34) 913150891 (+34) 913150891 Acceso Profesionales

Preguntas Frecuentes sobre el Limpia lentes VEPLUS

Preguntas generales

Realmente no, porque el paso de líquido desde el interior del envase hacia el exterior se realiza a través de la esponjita, lo que produce un “lavado continuo” de la misma y hace que ésta se conserve en perfectas condiciones de uso.

El material del que está hecha la esponjita de VEPLUS tiene alguna sensibilidad a la luz y esto es la causa de que algunas veces tenga un tono amarillento. Este cambio de color no afecta a las propiedades de la esponjita y por tanto no altera las propiedades de VEPLUS al limpiar gafas y pantallas ópticas.

Ciertamente no y su explicación es muy sencilla. Para que un material raye a otro es necesario que su dureza sea mayor que la del material a rayar y además es necesario que entren en contacto con una determinada presión. La esponjita de VEPLUS no puede rayar ni al propio material de una lente (sea ésta mineral u orgánica) ni a sus eventuales recubrimientos multicapa (antirreflejantes, antisuciedad o antirrayado), sencillamente porque la dureza de la esponjita es inferior a la de cualquiera de estos recubrimientos y además por el simple hecho de que la esponjita contacta la superficie de la lente en estado húmedo y prácticamente sin ejercer ninguna presión sobre la lente.

Por estos motivos puede afirmarse con seguridad que en lo que respecta a la posibilidad de producir rayados al limpiar lentes de gafas o anteojos con un líquido, no hay diferencia alguna entre utilizar un limpia gafas en spray o utilizar el limpia lentes VEPLUS con aplicador de esponja.

La seguridad de uso del aplicador de esponja de VEPLUS está también confirmada por los millones de unidades vendidas en el canal profesional de la óptica en los más de 30 años transcurridos desde su lanzamiento en 1989.

Si tras limpiar unas gafas o anteojos con un líquido, sea éste VEPLUS o cualquier otro limpia gafas o limpia anteojos en spray, las lentes resultasen rayadas, la causa más probable de ello sería algo tan sencillo y habitual como haber secado los cristales con un paño que tuviese algo de polvo abrasivo, o que este polvo abrasivo lo tuviese ya la propia lente antes de la limpieza. En ambos casos, el rayado de la lente se habría producido en el momento del secado, que es cuando se aprieta con fuerza el pañuelo de limpieza contra la lente. Por este motivo, para evitar el rayado de las lentes al secarlas, se debe de eliminar antes de la limpieza cualquier partícula de polvo abrasivo que puedan tener las lentes en su superficie. Posteriormente, tras haber aplicado sobre las lentes cualquier líquido limpia gafas o incluso agua, debe utilizarse para secarlas un pañuelo suave que esté totalmente limpio y libre de partículas abrasivas.

La composición de VEPLUS tiene un pequeño contenido alcohólico (inferior al 5%) que, siendo inofensivo con los materiales de las lentes y sus eventuales recubrimientos, es necesario para lograr disolver eficazmente las manchas de grasa al limpiar las gafas.

VEPLUS LIMPIADOR te permite limpiar cualquier tipo de gafas, tanto de sol como graduadas con lentes multicapa. Además puedes limpiar las pantallas táctiles de smartphones y tablets, así como objetivos de cámaras profesional de fotografía y otros aparatos ópticos.

Es normal que pueda quedar alguna mancha en las lentes tras limpiarlas si esperamos demasiado tiempo antes de secar el líquido. Para dejar la lente limpia podemos aplicar nuevamente el líquido y secar sin esperas. En todo caso, siempre será más difícil que quede alguna mancha si primero limpiamos una lente y al terminar limpiamos la otra lente.

Otra posible causa de que pueda quedar alguna mancha en una lente es que hayamos secado el líquido con una gamuza que no esté bien limpia por tener suciedad o grasa acumulada de otras limpiezas anteriores.

VEPLUS LIMPIADOR elimina manchas de maquillaje al igual que otras manchas de grasa y huellas de dedos que puedan tener las lentes.

 Si  la esponjita de VEPLUS quedase algo sucia tras limpiar una mancha grande, puedes limpiarla tranquilamente poniéndola un momento bajo el chorro de agua del grifo.

No existe una frecuencia determinada y la limpieza dependerá de la velocidad con la que se nos puedan manchar las lentes. Normalmente la limpieza se debe de hacer en el momento en el que la suciedad nos cause alguna molestia en la visión o simplemente cuando la suciedad de las lentes no resulte muy estética.

En todo caso nosotros recomendamos limpiar las gafas como parte de nuestro aseo diario al levantarnos y empezar así el día con una mirada limpia.

El limpia gafas VEPLUS tiene un mínimo efecto antiestático y antivaho que no puede aumentarse sin perjudicar el logro de una limpieza efectiva, fácil y rápida. Con un mayor efecto antiestático y antivaho estaríamos sacrificando las propiedades consideradas más importantes de un limpia lentes o limpia gafas (limpieza efectiva, fácil y rápida). Todo producto realmente antiestático o antivaho necesita dejar sobre la lente en la que se aplique una película residual que, a la vez que logra estos efectos deseados, tiene algunos inconvenientes:

a) La limpieza de las lentes requiere un mayor tiempo y esfuerzo debido al carácter aceitoso de estos productos, y al final las lentes no pueden quedar totalmente transparentes por tener una fina película de producto en su superficie.

b) La película residual que dejan estos productos facilita la aparición de reflejos sobre la lente. En consecuencia, los productos antivaho restan eficacia a los recubrimientos antirreflejantes porque reducen y hasta llegan a anular algunos de ellos el objetivo del recubrimiento.

Ante la incompatibilidad existente entre ciertas propiedades, todo líquido limpia lentes debe estar formulado en función del objetivo o propósito del producto. VEPLUS LIMPIADOR está formulado para solucionar el problema permanente y común de todo usuario de gafas: la suciedad de las lentes, la cual es especialmente molesta con los recubrimientos antirreflejantes.

VEPLUS ANTIVAHO si es cambio un producto antivaho y está formulado específicamente para evitar el empañamiento de las lentes, pero sólo hasta el punto de no llegar a perjudicar la visión por falta de transparencia de las lentes.

logo_antivaho

El efecto antivaho no tiene una duración concreta y durará mientras se mantenga la película de producto sobre la lente. Es por esto que si limpiamos cualquier mancha de la lente con un limpiador, éste quitará de la lente también la película del producto antivaho y entonces necesitaremos volver a aplicar el producto para que la lente no se empañe.

Cuando quieras quitar la película de la lente que produce el efecto antivaho, puedes hacerlo simplemente con agua.

También puedes quitar la película antivaho utilizando VEPLUS LIMPIADOR, el cual eliminará cualquier otra suciedad y te dejará las lentes bien limpias y transparentes.

El secado de las lentes es algo que debes de hacer con cuidado porque si las secas de una forma incorrecta harás que la película de producto sobre la lente no se forma bien y su efecto antiempañante sea entonces menor.

No debes de apretar mucho al secar porque dificultarías la formación de la película de producto que debe de quedar sobre la lente para darle el efecto antivaho. Tampoco debes de dejar que el producto se seque él solo porque entonces el aspecto final de la lente no sería muy bueno.

Para secar correctamente la lente después de haber aplicado el líquido, lo más recomendable es utilizar un pañuelo suave y desechable y secar la lente con suavidad, evitando apretar.

Gracias a la composición de VEPLUS ANTIVAHO no es necesario esperar nada tras aplicarlo y secarlo porque el producto funciona de forma inmediata. Tan pronto como hayas secado el producto sobre la lente notarás su efecto antiempañante.

Uso de cookies.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies